Imagen corporativa: La cara de tu empresa.

Una compañía no es lo que ofrece, es una institución o lo que se percibe de ella. El tema de la imagen corporativa es precisamente esto, hacer notar nuestra identidad corporativa, lo que somos en realidad. El conjunto de representaciones y percepciones, en este caso de una marca, es lo que llamamos imagen corporativa, necesitamos que la nuestra quede implantada en la mente de los consumidores, de modo que podamos diferenciarnos de la competencia y posicionarnos como líderes.

En veces el concepto de nuestra imagen proviene de los objetivos planteados en la construcción de la estrategia de mercado. Pero para que nuestra imagen corporativa sea realmente funcional debemos de realizar acentuadas investigaciones de la marca, estudiar y reflexionar respecto al sentido psicosocial y mercadológico de esta. Sin duda dejar esto en manos de los expertos es la mejor opción que tenemos.

Estos son algunos los componentes de la imagen corporativa que tenemos que tomar en cuenta:

  • Colores
  • Adjetivos de la marca
  • Tipo de contenido | Lenguaje del diseño
  • Lenguaje de la marca (es el tono de voz con el que se comunica | tipografía)
  • Relación conceptual (con que otras empresas relacionan a la marca)
  • Canales de comunicación (cuales medios con los mas convenientes de emplear)
  • Expectativa de la marca (lo que se pretende conseguir en el publico y de la campaña)
  • Emociones y sensaciones que representa la marca.

Ahora entonces, es necesario realizar el diseño de las herramientas del leguaje de la marca, esta construcción de cuerpos visuales armonizaran en una sola linea si se sigue correctamente el brief. Lo primero en importancia es el logo, sus aplicaciones y signos de marca si existen, con esto las posteriores piezas gráficas deberán continuar la linea y seguir la estrategia de campaña. Cada gráfico debe de ser coherente, habrá que seguir nuestra intuición y ser transparentes, así podremos explotar la creatividad sin salir de una misma dirección. Un mal manejo de la imagen corporativa puede ser interpretada como una empresa deficiente, no nos dice otra cosa que una poca cultura empresarial y de escaso servicio al cliente.

Pero ¿que nos resulta del empeño que ponemos al realizar un branding único y atrayente? pues  la marca estará estéticamente unificada, y en el futuro nos facilitara la creación de campañas o piezas publicitarias. Hace que toda la comunicación sea coherente para el publico, y este nos perciba como una marca seria y de confianza, lo que les permite sentirse respaldados.

Estos factores nos hacen reconocibles y recordados más fácilmente por las audiencias, en estos tiempos son duras y otorgan mas respeto a marcas con una imagen corporativa solida.

¿Dónde comunicamos nuestra esencia?

La respuesta a esta pregunta es, en todo, nuestro logo y tarjetas de presentación, toda la papelería institucional, nuestras tipografías, los colores, la arquitectura de nuestro sitio web, las netiquetas de nuestro correo, que decir de los medios de comunicación que empleemos y hasta nuestras oficinas e interiores por mencionar algunos. No podemos dejar de lado ninguna aspecto, todo mensaje que contenga nuestra marca debemos de integrarlo a la linea de diseño que se decida.

Lo importante al crear una marca es pensar de que manera podemos transmitir el concepto, y mas allá de esto como cautivar con la historia y el prestigio que fundaron a la marca. Para esto es necesario dedicarle el tiempo necesario al desarrollo, insistir y realizar una y otra vez, si es necesario hasta recomenzar con el  proyecto, de esta manera podremos entregar un resultado espectacular, hay que recordar que solo se tiene una oportunidad de dar una buena impresión.

¿Tienes duda en algún término? Búscalo en nuestro diccionario de marketing