Procesos del Naming: diferencia entre creador de producto y marca de producto

Actualmente se ve necesaria la diferenciación que tenemos que hacer entre un creador de producto y marca de producto. Esto no sólo para que entre nuestra empresa y con nuestros competidores exista una diferencia clara sobre quién es quién, si no, para que en las primeras partes de los procesos de naming, sea más fácil (para ti empresario y/o el profesional que contrates) nombrar a tu negocio.

Suena un poco confuso, pero en realidad existe una gran diferencia entre creador de producto y marca de producto; y aún más diferencia con denominación social de una empresa. ¿A qué nos referimos con todo esto? Bueno, veamos a la marca como ese signo que permite a las empresas distinguir sus productos o servicios de los productos o servicios de los competidores. También identifiquemos al creador del producto como el nombre comercial; el cual es la denominación que identifica a una empresa en el mundo empresarial y que sirve para identificarla, individualizarla y distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades con un giro similar. Existe un ente mayo entre estos dos conceptos, y es la denominación social, que conoceremos como el nombre que identifica a una persona jurídica en el tráfico mercantil. Sí, lo sabemos, todo esto llega a ser un poco difícil para los procesos del naming que vamos a realizar, pero veamos con ejemplos.

ALSEA es la denominación social de la empresa que otorga los requerimientos necesarios a Starbucks (creador de producto) para tener establecimientos en México; a su vez, Starbucks tiene marcas como Espresso Roast, que es el nombre registrado de uno de sus cafés.

 

via GIPHY

¿Un poco más claro no? Bueno, aún así de pronto puede sonar un tanto confuso, pero es necesario cuando el nombre de nuestra empresa NO se identifica para nada con la actividad principal. Es por eso tan necesario, que cuando estamos en el punto del naming, éste tenga que ser desarrollado por un profesional.

Y ahora dirás ¿pero por qué Tío Visible, por qué hay que diferenciar todo esto y desarrollar sabiamente nuestro naming? Bueno ya te lo hemos contado anteriormente, existen varios puntos a tener en consideración a la hora de los procesos del naming, pero también debes conocer el tipo de naming para saber si el nombre de tu empresa será la marca de tu actividad (producto o servicio) principal, o después de haberte lanzado al mercado, conoceremos más productos o servicios de tu empresa.

Tipos de naming:

Descriptivo: la marca refleja en el nombre su actividad principal. El claro ejemplo para este tipo de naming, es Post-It, quien como sabemos, su actividad principal es la creación de sus productos

Fundador: se utiliza el nombre o apellido del creador. Este tipo de Naming tiene muchísimos ejemplos, unos de los ejemplos más conocidos pueden ser Ford o Disney.

Abstracto: es una palabra inventada que con el tiempo forja significado. OXXO, un buen ejemplo de nombre abstracto con una de las cadenas más importantes de tiendas de autoservicio en México, es el ejemplo de una empresa (ojo aquí, que OXXO no es una marca, es una empresa de la denominación social, FEMSA).

Geográfico: delimita el espacio en el que fue creada la marca, dónde se distribuye, etcétera. Aeroméxico puede ser un muy buen ejemplo de una empresa en la que el nombre fue creado a partir de la nación de origen. 

Acrónimo: se utilizan las siglas al ser un nombre muy largo. Es un tipo que puede ser confundido el Naming Abstracto, pero un gran ejemplo es Banco Bilbao Vizcaya ArgentariaBBVA.

Como te darás cuenta, el nombre de tu empresa puede ser afectado por distintas razones. Un profesional puede ayudarte con la creación de éste, y hacer de todos los puntos a considerar, el siguiente nombre de éxito.

HABLAR CON UN PROFESIONAL EN NAMING

¿Tienes duda en algún término? Búscalo en nuestro diccionario de marketing