La movilidad web y las PYMES: como agua y aceite.